Luego de 40 años de estudio, Louis Michaud plantea la posibilidad de crear energía con tornados

Por: América Padilla*

  • Con la ayuda del AVE ahora será posible controlar los tornados con la finalidad de producir energía económica y sustentable mientras reduce el calentamiento global

A lo largo del tiempo se han desarrollado diversas formas para obtener energía; algunas basadas en movimiento, otras en calor. Sin embargo, durante los últimos 40 años Louis Michaud ­­­—ingeniero canadiense— realizó diversos estudios en los que buscaba la posibilidad de obtener energía a través de los vórtices generados como los que se producen en los tornados.

El proyecto inició como un pasatiempo en 1969, y su objetivo original era encontrar una alternativa a la destilación convencional del agua calentando aire para posteriormente capturar la condensación a medida que se enfría. Obviamente, esto no funcionó, pero Michaud leyó acerca de los procesos atmosféricos hasta llegar a la conclusión de que si el hombre controlara los tornados se podría crear energía con los mismos.

Vía: The Atlantic

Vía: The Atlantic

No creerás la facilidad con la que Louis asegura que se puede crear un ciclón, pues según sus palabras solo debes “producir aire caliente, hacerlo girar y dejar que se eleve”. Para ello creó el motor de vórtice atmosférico (AVE, por sus siglas en inglés), el cual consiste en una torre cilíndrica hueca, la cual origina una corriente de aire circular, que se intensifica mientras se va elevando gracias a las diferencias de temperatura. Una vez hecho esto, se colocan turbinas debajo del tornado para crear electricidad.

Su potencia máxima podría ser de 200 MW; para lo cual se necesitaría una pared cilíndrica de 100 metros de alto, con 400 m de diámetro. De ser así, el vórtice producido tendría 50 m de diámetro, la cual gradualmente aumentaría a una altura de 20 kilómetros. La intensidad de la vorágine se controlaría limitando la cantidad de aire que entra mediante los deflectores. Puede ser detenido suministrando aire frío al interior del tubo.

Un AVE podría producir suficiente energía limpia, renovable, hecha con combustible barato y suficiente para alimentar alrededor de 200,000 hogares mientras disminuye el calentamiento global.

Vía: The Observer

Vía: The Observer

Hasta la fecha se han construido siete prototipos e incluso Michaud recibió una beca de 300,000 dólares para iniciarlo en forma por parte de Breakout Labs. Por ahora el siguiente paso es atraer el interés de compañías más grandes para formar una asociación y convertir el AVE en una fuente de energía principal. Otro de los beneficios que podría traer consigo, es que al producir grandes cantidades de energía aumentaría la disponibilidad de la misma por persona, por lo que, en conjunto con el bajo costo de producción que requiere podría ayudar a convertir tan solo una parte de la pobreza mundial.

Con cada modelo producido se logra un pequeño avance y la ampliación del entendimiento de diversos factores que intervienen en la creación y control de tornados, por lo que el reto principal es continuar expandiéndolos hasta llevar dicho descubrimiento a niveles industriales.

*América Padilla Colaboradora de @NewsInjo. Síguela en @AmeDvvCM. Más información sobre innovación en: news@injo.io

Leave a Reply